Ballena en rojo y blanco

Asignatura: Lectura, expresión oral y escrita I
Título: Ballena en rojo y blanco
Tema: El uso de clases de palabras en
textos específicos.
Autor: Andrés Márquez Mardones 
Versión: 18 de septiembre de 2017

Ballena en rojo y blanco

    Andrés Márquez Mardones

La panza de Simón nace en la espalda con una lonja descomunal que lo rodea y hace arruga en los senos que le cuelgan como si fuera mujer vieja. Le gusta nadar porque su cuerpo flota, es más ligero que en la tierra, el peso desaparece. Se avienta con esfuerzo y al caer el agua llega hasta los vestidores, por eso en la escuela le dicen el Ballena, por eso y por su piel rosada que brilla dentro de la alberca.

Se aprovecha de sus compañeros porque es más grande; les esconde los calzones cuando se bañan, los avienta al colector de basura que está afuera, bajo la ventana de los vestidores; luego se burla de ellos. Cuando alguien quiere pegarle, basta que Simón se le aviente encima y lo aplaste contra el suelo o una pared; les saca el aire, los asfixia.

Le gusta bañarse en la regadera del fondo porque allí sale el agua más caliente.  Pone sus cosas en el banquito de afuera y cierra la cortina para que no lo vean  encuerarse. Ahora se encuentra en la regadera; en el vestidor se escucha el escándalo de siempre. Se quita el traje de baño, se le derraman las nalgas y la panza cae libre, el cuerpo se le escurre como el agua, los brazos, las mejillas redondas, toda la grasa incontenible.

De pronto el ruido se detiene, sólo se percibe el sonido de  la ducha.  Alguien abre la cortina. Simón les grita, los amenaza y la cierra sin salir del agua. Es más la vergüenza de mostrar su cuerpo  que el coraje.

Entonces empieza el grito: ¡Ba-lle-na! ¡Ba-lle-na! Es un grito anónimo que le duele a Simón en cada gramo de su cuerpo. Un estertor gigante que aumenta poco a poco: ¡Ba-lle-na! ¡Ba-lle-na!, y se abre nuevamente la cortina.

Ya no se ven  sus cosas, sale a buscar al culpable. Allí están ellos, formando una masa densa, como el cuerpo del gordo, que grita: ¡Ba-lle-na! ¡Ba-lle-na!

Tienen  sus arpones de toallas mojadas. Simón vocifera, pero el sonido  es un grito ahogado que se atora en las redes de la turba.

Alguien lanza el primer arponazo de toalla. Acierta en medio del abdomen. Pero seguro que no le duele, la carne que tiene lo defiende como una coraza. Hay que clavarle más. Entonces salen todos los arpones de la tripulación enardecida de un ballenero que dispara y atesta en el cuerpo del cetáceo, del Ballena, de Simón.

Le pegan en la cara, le pegan en los pechos, en la espalda, en las nalgas aguadas y celulíticas, en el estómago, en la boca, en sus piernas, en sus brazos, en toda su carne. Le pegan a Simón que recula e intenta esconderse bajo el chorro de la regadera.

El dolor es inubicable. El ardor está en cada marca.

Alguien da el último arponazo. Simón cae. Respira pero tiene los ojos cerrados.

Todos salen del vestidor en silencio, para no interrumpir el sonido del agua que cae en el cuerpo de Simón. Atrancan la puerta para que no se vaya el pez gordo.

El agua se está enfriando, calma un poco el calor de las marcas de una ballena en rojo y blanco. Se levanta y busca sus cosas. Sabe que no están en el vestidor. Camina a la ventana. Es seguro que no cabe pero lo intenta. La ventana vieja no resiste el peso y  se derrumba.

Simón está deshecho en el colector de basura, un gato le lame las heridas, pero él sabe que no es para consolarlo, el cuerpo está húmedo y el gato  –adulto como sus compañeros– tiene sed.

Guía docente

A manera de explicación del texto.

El texto es un cuento breve que aborda el tema de un estudiante, quizá de secundaria, que suele ser de los que acosan a sus demás compañeros, sin embargo, un mal día los demás compañeros se organizan y deciden cobrar venganza. Queda Simón mal herido y maltrecho en el colector de basura donde han aventado su ropa.

El título del texto se origina del apodo que le ponen al estudiante que suele acosar a sus compañeros, se llama Simón pero lo llaman “Ballena”. El rojo y el blanco se derivan de la idea de que su piel se enrojece con los golpes que recibe.

El ambiente es escolar plenamente, los hechos suceden en unos vestidores, el área de las regaderas, en las que los chicos se asean al concluir su jornada deportiva. No hay adultos presentes.

Se pueden identificar dos personajes: Simón y los demás compañeros como una turba que actúa de manera uniforme contra él. Ninguno de los otros personajes tiene nombre ni tampoco una definición específica.

El tiempo externo puede ser cualquiera, hoy, mañana o cualquier día.

El cuento se puede abordar desde múltiples temas: bullying, organización, solidaridad, venganza, valores, respeto, diferencias, consecuencias, justicia, entre otros.

Plan de discusión

Introducción

Dentro del plan de estudios, en nuestra tabla de contenidos para la asignatura Lectura, expresión oral y escrita I, encontraremos que dentro de nuestros Contenidos Específicos, el segundo punto dice: “El uso de las clases de palabras (sustantivo, adjetivo, pronombre, artículo, verbo, adverbio, preposición y conjunción) en textos específicos.” De allí que en esta actividad se busque que los estudiantes puedan identificar algunos de estos tipos de palabras.

Formalmente a los tipos de palabras les llamamos categorías gramaticales, porque cada una de ellas realizan una función específica y diferente, por ejemplo, un verbo indica acción o estado, mientras que un sustantivo se refiere a las personas y objetos tangibles o intangibles, los que tienen sustancia.  La combinación de estos dos puede generar una oración en sí misma:

Juan corre

Si combinamos con otras categorías tendremos oraciones mucho más complejas, que juntas conforman un párrafo y la unión de estos párrafos darán como resultado el texto completo.

El primer nivel de comprensión lectora es precisamente la legibilidad, es decir debemos de poder leer, decodificar el lenguaje, el texto al que nos enfrentamos, esa es la intención de esta actividad.

Desarrollo

La actividad propuesta busca que los estudiantes sean capaces de identificar los sustantivos, los verbos, adjetivos y adverbios que se encuentran en el texto.  Para ello se recomienda que solicitar a los estudiantes que investiguen sobre los tipos de palabras, en específico las que se van a trabajar.

Puede apoyarse de las siguientes direcciones electrónicas:

http://www.biblioteca.org.ar/libros/89865.pdf  o

http://www.wikilengua.org/index.php/Categor%C3%ADa:Gramática

Una vez que se hayan definido cada tipo de palabra se solicita a los estudiantes,  en equipos de 3, que busquen en el texto al menos 15 ejemplos de cada uno de los tipos: sustantivo, verbo, adverbio y adjetivo.

En sesión plenaria se observan las coincidencias y las diferencias entre los listados elaborados, de manera que se logra obtener un listado definitivo de las distintas palabras empleadas en el texto.

Se les pide a los estudiantes la construcción de oraciones con la combinación de estas palabras.

La búsqueda de palabras no es útil si el estudiante no les encuentra significado, para ello se recomienda que a partir de esta búsqueda, en texto que él mismo ha seleccionado, deberá encontrar al menos 5 palabras de cada tipo.

Cierre

Aún aquí no hemos logrado la significación, las palabras funcionan para comunicarnos a partir de sus significado, pero estas no las empleamos de forma aislada sino dentro de un contexto, de manera que ahora invitamos a los estudiantes a reflexionar sobre las siguientes preguntas, en los mismos equipos que ya han formado:

  1. ¿Qué pensaste del cuento? ¿Por qué?
  2. ¿Por qué el autor eligió este tema para su cuento?
  3. ¿Qué harías si fueras Simón?
  4. ¿Has conocido a personajes como el protagonista?
  5. ¿Crees que se parece a la realidad?
  6. Si quisieras ponerle otro final ¿cuál sería?
  7. ¿Qué te gustó o no te gustó de este texto?
  8. ¿Qué palabras le cambiarías al texto?

Finalmente en una nueva plenaria se discute sobre las respuestas que vertieron los estudiantes.

Ejercicios complementarios

A partir de la lectura del texto, podemos aprovechar los diversos temas para hacerlo significativo, podemos solicitar, por ejemplo, un mapa conceptual sobre las dinámicas del acoso escolar y la forma en que se relata en el cuento.

Un mapa conceptual es una herramienta que ayuda a comprender la forma en que se estructura el mensaje del texto y el conocimiento; los mapas conceptuales toman los conceptos principales de un documento y las relaciones que existen entre ellos.

Elaborar un mapa conceptual permitirá al estudiante apropiarse y diferenciar los conceptos e ideas principales de las que no lo son.

Para mayor información sobre la forma de elaborar un mapa conceptual recomendamos la siguiente liga:

http://www.facmed.unam.mx/emc/computo/mapas/mapaconceptual.htm

Pueden además emplearse los siguientes recursos para la elaboración de estos materiales:

http://creately.com/

http://popplet.com/app/#/demo

https://coggle.it/

http://www.aulaplaneta.com/

Relación de este ejercicio con el aprendizaje
de los estudiantes conforme al programa de la asignatura

Eje: Comunicarse, relacionarse y colaborar en el aula.

Componente: La comunicación y las relaciones interpersonales. La integración de la comunidad de aprendizaje. La contextualización de la comunidad de aprendizaje a partir de los intereses y experiencias académicas de los estudiantes.

Contenido central: El trabajo colaborativo en el aula como base para la integración de la comunidad de aprendizaje.

Contenido específico: El uso de las clases de palabras (sustantivo, adjetivo, pronombre, artículo, verbo, adverbio, preposición y conjunción) en textos específicos.

Aprendizajes esperados: Reactiva aprendizajes previos de Educación Secundaria respecto al uso de las clases de palabras y elaboración de relatos. Identifica una lectura de su interés y la relata de forma oral y escrita. Muestra las distintas clases de palabras en algún texto, a través de la colaboración en un equipo con roles definidos.

Producto esperado: La identificación por escrito de las clases de palabras.

Mostrar comentarios ha sido dehabilitado en este documento.